JUSTICIA

PROFESIONAL IMPUTADA

La justicia investiga la muerte de una mujer durante una práctica médica

La justicia investiga la muerte de una mujer durante una práctica médica

María Cristina Ulibarri falleció el 13 de Abril por la tarde cuando se le realizaba una práctica médica en un centro de calle Santa Fe al 100. Se acusa a la médica que tuvo a cargo la intervención por el delito de homicidio culposo por mala praxis. Ya fue imputada y se abstuvo de declarar.

La Fiscalía Penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a cargo de Pablo Rivero, imputó a la médica Norma Beatríz Brandoni por el delito de homicidio culposo por mala praxis en perjuicio de María Cristina Ulibarri de 53 años, quien falleció mientras se le realizaba una infiltración radicular en un centro médico.

El hecho ocurrió el 13 de Abril en un centro médico de calle Santa Fe al 100, donde Ulibarri concurrió acompañada de su hermana para que le realicen una infiltración radicular en la zona cervical y falleció mientras se realizaba la práctica. Fue asistida por el SAMEC, quienes le realizaron los procedimientos de reanimación pero fueron infructuosos.

En la imputación contra la profesional consta que se pudo verificar que en el centro médico donde se realizó la práctica no había elementos necesarios para poder efectuar una reanimación en caso de emergencia y que la práctica se llevó a cabo sin pedido de un médico que aconseje la misma y no se le requirió a la paciente un consentimiento informado, teniendo en cuenta que se trata de una práctica invasiva que conlleva riesgos que no fueron informados a la paciente en forma previa.

La profesional fue imputada y luego de conocer los hechos que se le endilgan, decidió no prestar declaración. 



MÁS DE JUSTICIA
JUSTICIA
Un energúmeno: la pareja de la abuela abusaba de la nena de 12 años

FUE CONDENADO A 9 AÑOS

Un energúmeno: la pareja de la abuela abusaba de la nena de 12 años

. Se trata de un hombre de 48 años, quien tras ser denunciado, detenido e imputado negó todo, pero ante el cúmulo de pruebas en su contra reconoció su accionar perverso. El sujeto, juicio abreviado mediante, fue condenado a una pena de 9 años de prisión.